Edición 20182018-04-05T11:00:19+00:00

Siguiendo el Camino de la Vid:
el Bajío, Querétaro

Siguiendo el Camino de la Vid: el Bajío, Querétaro

El Estado de Querétaro mantiene un ritmo de plantación de viñedos de entre 70 y 100 hectáreas por año, y un promedio de dos a tres vinícolas instaladas en el mismo periodo. Convencidos de que el enoturismo es una de las mejores formas de promoción del vino y una herramienta fundamental para el desarrollo económico de los vitivinicultores, los productores queretanos han enfocado sus esfuerzos en promover sus vinícolas a través de diferentes estrategias, medios y eventos. Entre las acciones impulsadas destaca el relanzamiento de la Ruta del Arte, Queso y Vino.

Gran parte del éxito y del reconocimiento de Querétaro como zona enoturística se debe al significativo esfuerzo que los vitivinicultores han hecho por mejorar sus instalaciones, sus eventos, la atención a los visitantes, la propuesta gastronómica en estos mismos sitios y, por supuesto, los notables avances en la calidad de los vinos de la región tras la introducción, a partir del 2008, de sarmientos injertados importados de Francia, España y Estados Unidos. Estas acciones han permitido que el estado tenga cada día más uvas producidas localmente y con mejor calidad, además de técnicas superiores de producción y la asesoría de técnicos con amplia experiencia en el manejo de la vid, métodos perfeccionados de vinificación y equipos enológicos con tecnología de punta.

Todo ello ha contribuido a que Querétaro sea reconocido como la segunda región vitivinícola de mayor importancia en México en términos de producción, la primera en volumen de producción de vino espumoso elaborado por el método tradicional o Champenoise, la primera en volumen de exportación de vinos y la primera en desarrollo de enoturismo.

Viticultura extrema en Querétaro

El Estado de Querétaro está ubicado entre el paralelo 20° y 21° latitud norte, al sur del trópico de Cáncer. Se puede decir que es una de las regiones del mundo diferenciadas por estar fuera de la franja internacional del vino y quizá una de las zonas vinícolas más próximas a la línea del Ecuador.

En Querétaro existe una amplia variedad de climas y microclimas debido principalmente a su altitud de 2,000 msnm. Este es un factor vital para el cultivo de la vid en una zona donde a veces, en un mismo día, se pueden sentir las cuatro estaciones. En las zonas de cultivo de Querétaro, el clima semiárido o semidesértico es el más extendido; cubre casi el 40 % de la superficie del estado, con notable énfasis en los municipios de San Juan del Río, Cadereyta, Huimilpan, Tequisquiapan, El Marqués, Colón y Ezequiel Montes o Valle de Bernal, siendo éstos la zona de cultivo en la región.

Mexico Selection 2018