Los 5 pueblos mágicos

/Los 5 pueblos mágicos
Los 5 pueblos mágicos 2018-04-10T23:20:11+00:00

Los 5 pueblos mágicos

Querétaro tiene para ofrecer destinos únicos e inigualables para todos los gustos, gracias a su variedad de riquezas naturales, históricas, gastronómica o artesanales. Conócelos a través de sus 5 pueblos mágicos y no dudes en visitar cada uno de ellos, ¡todos te sorprenderán!

Peña de Bernal. Ubicado a 45 minutos del centro de Querétaro se encuentra el tercer monolito más grande del mundo, rodeado del pueblo mágico de Bernal (declarado en 2006), emblemático por su tradicional gastronomía como sus gorditas martajadas con chile rojo. No dejes de visitar El Castillo, en la plaza principal, distinguido por un bello reloj de origen alemán, y sitios históricos como la Capilla de las Ánimas, la Capilla de la Santa Cruz o el Templo de San Sebastián Mártir, en los cuales sus construcciones se remiten a la época virreinal del siglo XVIII.

Tequisquiapan. La visita comienza en la carretera, con los paisajes que las zonas vinícolas de la región ofrecen gracias a la Ruta Arte, Queso y Vino. Posterior a estas panorámicas, camina en su centro histórico de calles adoquinadas, adornadas con ventanas de fierro forjado, y plazuelas llenas de flores. Tequisquiapan fue declarado pueblo mágico en 2016. No dejes de visitar la Parroquia de Santa María de la Asunción, con su fachada color rosa de estilo neoclásico, refréscate con una nieve tradicional en la Plaza Miguel Hidalgo y admira la belleza cultural del lugar. Su gastronomía comprende la cocina regional e internacional… déjate deleitar con sus platillos.

Cadereyta. En el semidesierto queretano se localiza este pueblo mágico, declarado en 2011 por su magia y sabiduría medicinal heredada de los pueblos nómadas chichimecas pames y jonaces que habitaron la región. En su centro histórico se encuentra la Parroquia de San Pedro y San Pablo, del siglo XVIII, de estilo neoclásico; camina por sus tranquilas calles, admira la artesanía, prueba su gastronomía local, caracterizada por el consumo de los frutos que proporcionan las plantas del semidesierto, como son el garambullo, el ‘guamichi’, la tuna, la pitaya, entre muchos otros. Visita el Jardín Botánico Regional de Cadereyta, que alberga más de 3,000 plantas, así como la presa Zimapán, en cuyo centro se ubica la Isla Tzibanzá, compuesta de cabañas y una alberca; recuerda que se puede pescar en la presa y disfrutar de la tranquilidad del lugar.

Jalpan. En el corazón de la Sierra Gorda se encuentra este pueblo mágico, declarado en 2010 por la gran biodiversidad que alberga y el arte barroco que lo distingue. No puedes dejar de contemplar las bellezas naturales que regala al visitante desde la carretera, con las vistas montañosas que atraviesa la neblina y te llevan al centro del pueblo donde se encuentra la Misión de Santiago de Jalpan, distinguida por sus decoraciones florales de tono amarillo que resaltan los adornos religiosos que la visten. En el año 2003, la UNESCO declaró como Patrimonio Cultural de la Humanidad a las misiones franciscanas ubicadas en Jalpan, Tancoyol, Tilaco, Landa de Matamoros y Conca. Visita la zona arqueológica de Tancama, un asentamiento prehispánico de la cultura Huasteca. Por último, deslúmbrate por la naturaleza en un paseo en lancha en la Presa Jalpan, mientras aprecias la riqueza natural de la región.

San Joaquín. Este pintoresco pueblo mágico, declarado en 2015, tiene para ofrecer desde zonas arqueológicas hasta la tradicional música de Huapango, sin mencionar las maravillas naturales que lo conforman. Ideal para un fin de semana en pareja, familia o amigos, déjate deslumbrar por el Parque Nacional Campo Alegre, zona arbolada ideal para los almuerzos campestres y el disfrute de la naturaleza. En la cima de dos cerros encuentra la zona arqueológica de Ranas, centro ceremonial, político y religioso de los antiguos chichimecas. No olvides la Gruta de los Herrera, con su silvestre majestuosidad y las innumerables formaciones de estalactitas y estalagmitas que existen en su interior. Para terminar, disfruta de una carne de puerco en salsa verde con nopales, una barbacoa de borrego o el tradicional mole.